martes, 10 de mayo de 2011

RESTAURACIÓN NAZARENO

El año 2010 ha estado plagado de hechos históricos dentro de la Hermandad, quedando para los anales del recuerdo el día 2 de octubre de 2010.

            Uno de estos hechos históricos que se mencionaban antes, ha sido la Restauración de la Imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno, llevada a cabo por el Escultor y Restaurador, D. Francisco Berlanga de Ávila, natural de Sevilla y discípulo del gran imaginero andaluz, D. Francisco Buiza.

            No es casualidad o antojo de la Junta de Gobierno una decisión tan importante como la restauración de una imagen y más aún si cabe, cuando la obra tiene la importancia artística e histórica, como la tiene la iconografía del Nazareno.

            Todo empieza, cuando los que están más cerca de la imagen en los cambios de vestiduras a lo largo del año, dan el aviso a la Junta de la necesidad de algunos retoques a la imagen, ya que nunca antes se había llevado a cabo una restauración completa de la imagen. Dicho y hecho.
Recordamos, que entre otras muchas funciones de la Junta de Gobierno, radica en ellos, la responsabilidad de la conservación tanto de imagenes como de enseres que pertenezcan a la Hermandad. Así pues, nos ponemos manos a la obra y se siguen los pasos estipulados por el Secretariado Diocesano para las Hermandades y Cofradías de Cádiz. Primeramente, se buscan posibles candidatos a llevar a cabo el trabajo de restauración y se somete a la imagen a un estudio visual del estado de conservación y se presentan varios presupuestos. Todos los que visualizaron la talla, ratificaron la necesidad del trabajo de restauración.
Vistos los informes, se decide por entregar el trabajo, tanto por su curriculum como por la cercanía a la Hermandad, al escultor y restaurador sevillano, D. Francisco Berlanga, decisión que es acreditada por el Obispado, tras presentar informe de restauración, propuesta de restauración , financiación del trabajo y curriculum del artista que llevaría a cabo dicho trabajo. La Hermandad, también tiene a bien, contar con el visto bueno en todo momento, de la Comunidad de Madres Agustinas Recoletas.

            Es entonces, cuando un 16 de julio de 2010, Festividad de la Virgen del Carmen, sale para los talleres sevillanos la imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno, quedando el altar mayor vacío, hasta su regreso un 24 de septiembre de 2010, para quedar custodiado en el Convento Agustino, hasta su vuelta al culto el sábado 2 de octubre de 2010.

            Desde aquí, agradecer otra vez más y nunca será mucho, a todos aquellos que con su aportación económica hicieron posible el trabajo de devolver a la imagen del Nazareno la calidad artística que por los años como es normal va perdiendo la imagen.

            Los trabajos que se fueron realizando, fueron claros, restauración de grietas superficiales y restauración de la policromía y desgastes en partes específicas de la obra, como pies, manos o cara. Cual sería nuestra sorpresa, que tras un estudio más minucioso de la obra en los talleres del restaurador, se aprecian con radiografías que el interior de la talla también estaba necesitaría de una reforma, con lo cual tanto el tiempo estimado como los arreglos necesarios como es lógico cambiaron. Pero, con la profesionalidad que refiere el nombre de Berlanga, todos los desajustes se fueron solucionando con total normalidad y profesionalidad.
            Para los gastos extras que la Hermandad, tenía que solventar, se deciden dos actos a desarrollar en el tiempo que la imagen se encuentra con su proceso.
Por un lado, la celebración de la I Verbena Nrta. Señora de los Dolores, celebrad en honor a nuestra titular en vísperas de su onomástica, el 15 de septiembre e inmersos en los cultos en su honor que como todos los años celebra la Junta. Así, con la ayuda de la Peña Nazarena Costalera y colaboradores podemos estar toda una noche de fiesta, siendo bien acogido por todos aquellos que se acercaron por la Plaza Jesús Nazareno (Alameda Lora).

Otro importantísimo día celebrado y aprovechando la coyuntura de la restauración, fue la cena benéfica organizada por la Junta para recaudar fondos y aún más importante, para homenajear a una persona emblemática dentro de la Hermandad del Nazareno y de la Semana Santa chiclanera, D. Francisco Vela Benítez, Paco el Chicharo.
Esta cena tuvo una respuesta excepcional, por parte de hermandades, organizaciones, particulares, ayuntamiento y representaciones políticas, amigos y familiares del homenajeado, quedándose pequeño el salón del Pico de Oro, empresa que en todo momento apostó y colaboró de forma ejemplar con la Hermandad.

            Lo recaudado se transfirió íntegramente al pago de la restauración, así que todos aquellos que formasteis parte de esa noche, sentiros agradecidos por la ayuda tan importante que tuvisteis con la Hermandad.
Pero si hay algo que destacar de esa velada, fue el cariño, afecto, reconocimiento y respeto que recibió Paco, por todos los allí presentes. Sin saber nada, se vio inmerso en un homenaje con regalos, reconocimientos, como la medalla de oro del Consejo Local de Hermandades y Cofradías o el Nombramiento de Hermano Honorario de la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno…un sinfín de placas, cuadros…que sin lugar a dudas ocupan un lugar destacado dentro de su vida.
            Todo esto sucedió tras una eucaristía que se celebró el día 2 de octubre de 2010, para la vuelta al culto de la imagen del Nazareno, con la asistencia de autoridades políticas, representaciones cofrades y la asistencia del propio restaurador, amigos y hermanos de la hermandad.
            Fueron días de muchos nervios, preparativos e idas y venidas, pero la Junta queda totalmente colmada cuando el resultado de la restauración y la cena homenaje a Paco, fue excepcional.
Ver ahora, la imagen de Nuestro Padre, recobrar el estado de conservación que se merece, es una gratificación constante para todos aquellos que deseamos que sus ojos sigan mirándonos muchos siglos más, sus manos sigan acariciando su cruz, nuestras cruces y sus pies sigan siendo besados por todos los chiclaneros que cada Viernes de Dolores, rinden culto al Señor de Chiclana, viendo en Él la sencillez de un Dios majestuoso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada